lunes, 22 de junio de 2015

La silla de ruedas que sube y baja escaleras

Sólo tiene dos ruedas balanceantes, que permiten al usuario moverse más rápido y con menos fricción. Este sistema permite girar sobre la propia silla y manejarla en espacios estrechos. «El conductor no tiene que balancearse él mismo, sino que el sistema de control del motor se encarga de ello», explican desde Scalev. Sin embargo, la clave que permite a la silla subir y bajar escaleras se encuentra en dos pistas de goma plegables que se guardan entre las ruedas. Un sistema que recuerda al de un carro de combate. Cuando estas vías se activan, son el único elemento que entra en contacto con el suelo. Además, el ángulo se ajusta a la pendiente de los escalones. Todo ello con un agarre óptimo. De esta forma, el sistema «garantiza la seguridad en todo momento y el usuario puede estar sentando verticalmente durante el descenso y el ascenso».

Translate